Kappa Bunko: Literatura japonesa

Noticias, reseñas, traducciones y artículos.

El zorro de Imado

“El zorro de Imado”
Osanai Kaoru, 1909

Esta es una historia sobre un zorro o un mapache, que sin duda son muy hábiles engañando.
Un tipo, discípulo de Sawamura Sōjūrō, volvía de algún sitio una noche de verano. Como era muy tarde, caminaba con prisa pero sin pausa por la carretera, llevando un paquetito de recuerdo en la mano.
Por fin, llegó al descampado del puente Imadobashi, cuyos alrededores estaban completamente inundados y no había posibilidad alguna de cruzar. Pensó que tal vez habría algún carretero, pero lo cierto es que no se veía a nadie por la zona. El agua cubría como 30 centímetros por encima del puente, y fluía turbia, con un rugido como “go… go…”, hacia el río Sumida.
Así que este tipo no tuvo más remedio que remangarse los bajos del kimono y, ante la fuerza peligrosa de la corriente, ponerse a cuatro patas como un perro y llevar el paquete en la boca. Avanzó con mucho esfuerzo, como en un sueño, mientras gritaba: “¡Qué peligro, qué peligro!”, hasta que por fin alcanzó la orilla opuesta.
En ese lugar se encontró con un hombre que vestía un kimono blanco, riéndose ahí solo de pie con gran entusiasmo. “¡Qué raro!”, pensó, y súbitamente el hombre del kimono blanco se había convertido en un policía que, riéndose frente a una garita, le preguntó: “¿Pero qué acaba de hacer usted?” Pues qué iba a hacer, con la riada que había no se podía cruzar y lo hizo de la mejor manera que se le ocurrió. Mientras le explicaba esto, volvió la cabeza para mirar y vio que, donde antes había una riada, ahora estaba el camino bien seco, incluso por encima del puente, que se mantenía imperturbable como siempre.
¡Caramba! Era la primera vez que le pasaba algo así. Echó un ojo al interior del paquete que traía y, vaya usted a saber cómo, estaba completamente vacío. El tipo estalló en risotadas y, cuando por fin llegó a casa de su maestro, todos rieron animadamente con su historia.

N. del T.: Los zorros (kitsune) ocupan un lugar destacado en el folclore japonés. En la historia que nos ocupa, se refleja la habilidad de este animal para adoptar forma humana para mezclarse con la gente y hacer travesuras: el zorro crea la ilusión de que el puente está inundado y aprovecha la indefensión del protagonista para robarle el “paquetito de recuerdo” (un regalo de cortesía, presumiblemente comida o bebida, que trae tras visitar a unos amigos) adoptando la forma de un policía.

Vista nocturna de Imadobashi - Kobayashi Kiyochika

Vista nocturna de las casas de té de Imadobashi (Kobayashi Kiyochika, 1880)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 15, 2017 por en Traducciones y etiquetada con .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: