Kappa Bunko: Literatura japonesa

Noticias, reseñas, traducciones y artículos.

Ōe Kenzaburō

Ōe Kenzaburō

Retrato de Ōe Kenzaburō

Es cierto que, en cualquier autor, el desarrollo del pensamiento literario corre parejo a sus circunstancias vitales, pero en el caso de Ōe Kenzaburō (1935), la relación entre vida y obra se torna especialmente necesaria por traumática y, por tanto, determinante.

Dos grandes impactos en su imaginario configurarán casi la práctica totalidad de su narrativa. Uno es biográfico: el nacimiento de su hijo Hikari, en 1963, con cierta deficiencia psíquica. Desde ese año, aparecerá como alter ego en numerosas novelas del autor. En el caso de Kojinteki na taiken (Una cuestión personal, 1964), la obra que lanzará al novelista a la fama, el protagonista Bird sufre el dilema de dejar vivir al recién nacido, y asumir las secuelas que pueda acarrear, o sacrificarlo. Además de su interés como personaje literario, la epopeya vital de Ōe Hikari habla por sí misma, puesto que ha llegado a convertirse en compositor de música en el Japón contemporáneo. El otro evento traumático que marca la producción de Ōe es histórico: el ataque nuclear sobre Hiroshima y Nagasaki, evento que acaba proyectándose hasta sus últimas novelas, donde se incluyen temas como el terrorismo o las catástrofes nucleares.

Ōe es considerado un autor intelectual, informado de las teorías culturales de cada momento histórico. Su formación literaria comenzó en el existencialismo sartreano, sobre el cual presentó su tesina en la Universidad de Tokio. Se licenció en literatura francesa, y sus primeras obras (La presa, Arrancad las semillas, fusilad a los niños) poseen abundantes rasgos inspirados en esta corriente filosófica, al igual que la antes mencionada Una cuestión personal, su primera obra insigne. En los años 60 y 70 se acercó al estructuralismo, y fruto de ello resultaron obras complejas como Dōjidai geemu (El juego contemporáneo, 1979), no muy bien acogida por el público. Ōe empezaba a perder popularidad en Japón frente a otros autores afines a la posmodernidad que empezaban a copar la atención de los críticos. Antes había publicado una polémica y compleja obra, Mizukara wa ga namida o nuguitamau hi (El día en que Él se digne enjugar mis lágrimas, 1972) que suele interpretarse como una parodia al suicidio de Mishima y a su causa imperialista. Para Ōe, el Emperador representa la homogeneidad cultural que él tanto detesta, y es una figura denostada en varias novelas suyas. En M/T to mori no fushigi na monogatari (M/T y la historia de las maravillas del bosque, 1986) plantea, de hecho, que una pequeña aldea pueda sublevarse contra el gobierno central y sus imposiciones.

Desde la década de los 80 el autor empieza a consolidar un compromiso con posturas ecologistas y antinucleares, e incluso experimenta con la espiritualidad cristiana en obras como Jinsei no shinseki (Un eco del cielo, 1989). En los últimos años ha continuado explorando las posibilidades de la religión, advirtiendo del peligro de las sectas en el Japón actual en Chūgaeri (Salto mortal, 1999). Asimismo, ha explorado la capacidad de la memoria para revivir a nuestros seres queridos, como es el caso de Torikae-ko (Renacimiento, 2000). En esta novela,  Ōe intenta traer de nuevo a la vida, mediante la palabra y el recuerdo, a su cuñado, el cineasta Itami Jūzō, que se suicidó en 1997.

Junto con Kawabata Yasunari, es el único premio Nobel de Literatura de nacionalidad japonesa. Consiguió el galardón en 1994, y pese a que debería haber supuesto un incremento de su reputación en Japón, lo cierto es que desde entonces a Ōe le ha asolado una fama de radical. En parte, se explica por su rechazo a la Orden del Mérito Cultural que, tras su obtención del Nobel, quería otorgarle el Emperador. Se excusó en el deseo de ser coherente con su inmutable ideología antiimperialista. Este tipo de gestos, junto con la complejidad de su escritura, hacen de Ōe uno de los más desconocidos y minoritarios intelectuales en Japón, sobre todo si se tiene en cuenta su dilatada trayectoria y su excelente labor literaria.

Anuncios

Acerca de Benito Elías García-Valero

Híbrido manchego-mediterráneo, Profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Alicante. Investigo desde el comparatismo, del cual son fruto los libros 'El ser y la carne', que aborda los inicios literarios de Kenzaburo Oe, y 'La magia cuántica de Haruki Murakami', que trata sobre el peculiar realismo mágico del autor en contraste con algunos principios de la física cuántica. Además de la literatura japonesa contemporánea, mis líneas de investigación actuales abarcan las comparaciones entre literatura y ciencia y los géneros literarios de lo fantástico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 16, 2014 por en Autores y etiquetada con .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: