Kappa Bunko: Literatura japonesa

Noticias, reseñas, traducciones y artículos.

Domingos de poesía / Número 20

El Príncipe Motoyoshi (890-943) tenía un romance secreto con Hōshi, esposa del Emperador Uda. Un día se descubrió el engaño y ya los amantes no pudieron volver a verse. Motoyoshi escribió este poema y lo envió a Hōshi:

De tanto sufrir,
ya me da igual,
perder mi reputación, mi vida
como palo clavado en el mar de Naniwa
si tan solo pudiera verte de nuevo.

wabinureba
ima hata onaji
naniwa naru
miwotsukushite mo
awamu to zo omou

Motoyoshi trae a cuento la costa de Naniwa porque na significa “reputación”, y sigue con un juego de palabras entre miwotsukushi (un palo clavado en el fondo del mar que avisa a los pescadores) y miwotsukusu, “dejarse la vida”.

El poeta sufre porque lo único que le importa en la vida se la ha vuelto inalcanzable. Naniwa (難波) es la costa de la actual ciudad de Osaka. Hoy en día esos mismos caracteres se leen “Namba” y son el nombre de una zona de esparcimiento famosa por sus bares y restaurantes. Cuando cae la noche, Namba se ilumina de neón y se llena de amantes que sólo pueden verse de noche y a escondidas. Por ahí ha de andar aun hoy el fantasma doliente de Motoyoshi penando por su amada Hōshi.

Este poema figura como n. 20 en la colección Hyakunin isshu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 14, 2014 por en Poesía y etiquetada con .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: