Kappa Bunko: Literatura japonesa

Noticias, reseñas, traducciones y artículos.

Domingos de poesía / Número 49

En las puertas del palacio, guardias
de diferentes provincias, atizan fuegos
que por la noche arden
que con el día se extinguen
así es mi amor por ti

mikakimori
eji no taku hi no
yoru wa moe
hiru wa kie tsutsu
mono o koso omoe

Ōnakatomi no Yoshinobu (921-991) nació en una familia de sacerdotes Shintō.

Es posible que Yoshinobu no haya sido el autor de este poema, ya que no se lo encuentra entre los poemas incluidos en su colección personal. En otras colecciones aparece como poema anónimo.

El poeta arde de amor como el fuego que encienden los guardias imperiales en las entradas del palacio al caer la noche. No queda claro si durante el día el poeta deja de sentir amor o si es capaz de esconderlo.

Entre los aristócratas japoneses, en su mayoría empleados de una forma u otra por la burocracia imperial, era costumbre que el hombre visitara a su amante durante la noche, y la dejara al llegar la mañana, para dirigirse a su lugar de trabajo o de servicio al emperador.

Los guardias en cuestión, llamados eji, eran enviados por los destacamentos militares de cada provincia para servir durante un tiempo en el palacio imperial de la capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 28, 2017 por en Poesía y etiquetada con .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: